El acero laminado en frío pasa por un proceso de conformación a temperatura ambiente. es utilizada en partes expuestas donde se requiere un buen acabado superficial. como por ejemplo: muebles. tubos. paneles. carrocerías.